Por Francisco Cubillo

Antonio Herrera Martín, un astrónomo mexicano de la facultad de ciencias físicas y químicas Universidad de Canterbury, lideró un equipo de científicos que descubrió la supertierra más reciente en el mundo de la astronomía.

El descubrimiento lleva una buena parte de esfuerzo latinoamericano, ya que aunque fue realizado por una universidad neozelandesa, estuvo liderado por el investigador mexicano quien utilizó un telescopio chileno, además de otros dos en Australia y Corea del Sur.

El planeta descubierto tendría un ciclo anual de 617 días, y su estrella total tiene un tamaño aproximado al 10% de la masa del sol en nuestro sistema, según el comunicado de la universidad que difunde el descubrimiento.

De acuerdo con Herrera Martín, la Supertierra fue descubierta con una técnica de microlente gravitacional: “La gravedad combinada del planeta y su estrella anfitriona hicieron que la luz de una estrella de fondo más distante se magnificara de forma espectacular” … “Utilizamos telescopios distribuidos por todo el mundo para medir el efecto de flexión de la luz”, recalcó.

Considerado «uno en un millón», este exoplaneta abre nuevos campos para la investigación.

El evento de la luz se observó en 2018, y cuenta con la denominación OGLE-2018-BLG-0677, la investigación correspondiente fue publicada de manera formal a inicios de mayo.

El estudio completo de Herrera Martín y sus compañeros de la Universidad de Canterbury se puede leer aquí.