Por Francisco Cubillo

En teoría el iPhone 12 debería ser anunciado en septiembre y estar listo para ser vendido a finales de ese mismo mes, aunque la pandemia podría cambiar las proyecciones de Apple en cualquier momento.

Aún así el hype no deja de inflarse, y la última gran filtración, como es de costumbre, deja poquísimo a la imaginación sobre los próximos dispositivos de Cupertino.

Empezando por lo más importante, finalmente veríamos un cambio del diseño que adopta los ángulos marcados que caracterizaron las series 5 y 5s, recientemente utilizados también en los iPad Pro de 2018.

Se preparan cuatro modelos con pantallas AMOLED, iPhone 12 de 5.4 y 6.1 pulgadas, acompañándose de modelos Pro de 6.1 y 6.7 pulgadas. Según las malas lenguas las diferencias entre los normales y los pro recaerían en la tasa de refresco, conectividad 5G y el sistema de radar LiDAR.

¿Tasa de refresco? Ajá, se filtró y confirmó que los modelos Pro tendrán pantallas 120hz vía TrueMotion, algo que Apple implementó en sus iPad Pro hace un par de años. Estos displays y el 5g estarán alimentados por baterías de 4400 mAh, casi 500mAh más que el iPhone 11 Pro Max.

Todavía no se deshacen del notch, pero esta vez es más pequeño y su cámara frontal tendrá un nuevo Face ID todavía mejor optimizado.

La manzana se prepara para una cruenta competencia de lanzamientos a fin de año que, a los pies de una nueva generación de consolas de videojuegos, será una batalla campal entre gigantes tecnológicos. No podemos esperar para que ellos mismos nos presenten lo que traen entre manos.