Estará a la venta en 2019: Literalmente, el futuro es ahora (o ahorita). El dispositivo es el primero en utilizar la tecnología “Infinity Flex Display”.

Por: Francisco Cubillo

Este miércoles 7 dio inicio la conferencia para desarrolladores del titán tecnológico por default: el viejo y confiable Samsung.

Como potencia en un mercado que no muestra nada innovador hace más de 10 años y después que la industria peloteara la idea de pantallas flexibles por un buen rato, los surcoreanos fueron los primeros en mostrar algo más que un concepto.

Después de hablar un montón sobre Bixby —que no le importa ni a los desarrolladores—, decidieron apagar las luces y encender las expectativas. En las sombras y “disfrazado”, según ellos para proteger su diseño, Justin Denison, el VP de mobile marketing de Samsung, fue el encargado de mostrar el dispositivo, que abierto es una tableta de 7,3 pulgadas y cerrado un teléfono estándar.

El dispositivo será capaz de correr hasta tres aplicaciones de manera simultánea, usando una herramienta que Samsung llama “multi active window”. Además, recibirá acompañamiento de Google, quien se asegurará de que sus funciones sean aprovechadas por Android.

El teléfono basa su diseño en una nueva tecnología llamada “Infinity Flex Display”, que permite doblar la pantalla abriendo y cerrando el dispositivo indefinidamente sin causar ningún tipo de degradación o daño.

En palabras de Denison: «Hemos vivido en un mundo donde nuestras pantallas han estado limitadas por el tamaño de nuestros dispositivos. La nueva dimensión que hemos creado nos permite hacer multitask, ver y navegar como nunca antes».

El modelo mostrado este miércoles no es el final, lo que implica que la versión que llegará al mercado tendrá un diseño más delgado y estilizado. Samsung asegura que iniciará su producción masiva “en unos cuantos meses”, probablemente para aprovechar la ventaja que les da la falta de competencia —por ahora— en el mercado.

Samsung no es el único fabricante trabajando en dispositivos con pantallas flexibles: reportes y filtraciones aseguran que Huawei también planea lanzar un dispositivo plegable el próximo año, LG trabaja en pantallas OLED flexibles y Microsoft trabaja en un Surface plegable, pensado para caber en el bolsillo.