Por Francisco Cubillo

Durante el último par de generaciones, desde la época Wii/DS, Nintendo se caracterizó por enfocarse en un mercado más familiar y casual, lo que llevó a muchos de los interesados en videojuegos a desacreditar su oferta como inferior a Sony y Microsoft. Ahora, con el Nintendo Switch, aunque sin olvidar su público infantil, la consola se posicionó como la solución de confianza para jugadores que están volviendo a Nintendo de manera nostálgica, encontrándose con la sorpresa de uno de los catálogos de videojuegos más sólidos en la historia de las consolas portátiles.

Aunque los nipones estaban ya de por sí en una posición ideal en su mercado, el confinamiento y el distanciamiento social parecen ser sus mejores aliados, obligando a millones de personas -muchas ahora desempleadas- a quedarse en casa y buscar nuevas opciones de entretenimiento.

Según las cifras de la N, el creciente desempleo no detiene las ventas de consolas videojuegos, reportando un crecimiento que dejó una recaudación de 505 millones de dólares, tan sólo en el primer cuarto del año. No sería raro que para cuando termine 2020, hayan pasado la barrera de los $2 billones.

Las cifras no son una sorpresa: el Nintendo Switch es la consola más popular desde que salió al mercado y ha tenido un par de episodios de reventa y desabastecimiento debido a la alta demanda, algo que no parece que vaya a cambiar pronto.

Durante Marzo, Animal Crossing New Horizons, uno de los indispensables de la cuarentena, rompió récords de ventas en Japón, Europa y Estados Unidos, vendiendo decenas de millones de copias físicas, además de vender 5 millones de copias digitales. Según un reporte de Nielsen, el juego rompió los récords de ventas digitales previamente a título de Call of Duty: Black Ops IIII. También Marzo de 2020 fue el mejor mes para las ventas de la consola, superando incluso las cifras de unidades vendidas en su mes de lanzamiento.

Nintendo sabe lo que hace, y se nota. Sólo una empresa de entretenimiento que realmente aporte valor a la sociedad podría reportar ventas de esta magnitud en medio de una crisis económica como esta.

¡Larga vida a Nintendo!