Por Francisco Cubillo

Reuters reportó que grupos de inversores globales líderes, quienes manejan trillones de dólares en activos, están urgiendo a las naciones ricas del mundo asegurarse de que sus planes de recuperación para la pandemia del Covid-19 sean sostenibles y ayuden a cumplir las metas del Acuerdo Climático de París. Mientras algunos miembros del G20 han compartido sus metas, los emisores más grandes como China y Estados Unidos todavía no muestran compromiso.

En un comunicado del grupo conocido como Investor Agenda, que incluye the Institutional Investor Group on Climate Change, BlackRock, Principles for Responsible Investment de Naciones Unidas, Ceres, CDP, Investor Group on Climate Change, Asia Investor Group on Climate Change y el UNEP Finance Initiative, los inversores exponen un consenso interno en que «los planes de recuperación que exacerben el cambio climático expondrán a los inversores y las economías nacionales en una posición de riesgo que escalará en variables financieras, salubres y sociales durante los próximos años», agregando que los gobiernos deberían de evitar proyectos de corto plazo que impliquen emisiones intensivas, mientras crean estrategias que faciliten una transición a una economía de bajas emisiones.

Según expertos como el director del Centro para el Clima y la Vida en Lamont, Prof. Peter de Menocal, el caos que traerá el cambio climático palidecerá en comparación a los efectos de la pandemia. Ciudades alrededor del mundo ya se preparan para la nueva normalidad, con iniciativas ambientales siendo desplegadas desde Bogotá hasta Barcelona, con la intención de fortalecer la seguridad pública y acelerar la lucha contra la catástrofe climática.

Mientras los medios reportan una caída de 8% en las emisiones de 2020, seguimos emitiendo 92% de una cantidad inmoral de dióxido de carbono. Según Bloomberg los mayores productores de petróleo están viendo el rebote de la demanda en China, y según dijo a CNBC el CEO de British Petroleum, su compañía estaba viendo una vuelta a la normalidad en el 90% de su negocio de transporte por tierra en China, mientras el departamento de aviación había recuperado un 50%.

Cuando termine 2020, habremos agregado a la atmósfera 30 billones de toneladas métricas de CO2, una cifra aproximada a las emisiones en 2010. Las Naciones Unidas dicen que para evadir las peores consecuencias del cambio climático las emisiones globales tienen que reducirse un mínimo de 7.6% anual durante la década.

¿Están las naciones del mundo listas para el reto?