Nota por Francisco Cubillo

En medio de especulaciones sugiriendo una tercera carrera presidencial por parte de Hillary Clinton, la excandidata presidencial de los estados unidos y esposa de la musa favorita de Jeffrey Esptein dijo que Mark Zuckerberg «debería pagar un precio» por lo que le está haciendo a la democracia, expresando dudas sobre si todavía siquiera fuese posible tener elecciones libres y justas en el contexto de la decisión de Facebook de no hacer fact-checking en los anuncios que vende a políticos.

La candidata por el partido demócrata en las elecciones de 2016 citó la amenaza que representa a las próximas elecciones en Estados Unidos y el Reino Unido el hecho de que Facebook decida no hacer nada al respecto con los políticos que difunden desinformación para manipular al público a su favor mediante los anuncios en redes sociales.

Clinton dijo que el impacto de la información falsa distribuída vía facebook en las elecciones es inevitable, «por que la propaganda funciona». En 2016 dijo que las noticias falsas asegurando que el Papa Francisco apoyaba a Donald Trump «realmente tuvieron un impacto» y predijo que «el problema sólo se va a volver más fuerte por que cada vez tienen más experiencia».

La política aseguró que ya tienen señales de alerta constantes sobre lo que está sucediendo desde este momento, y que probablemente esté diseñado para afectar las próximas elecciones. Cambridge Analítica usó datos minados ilegalmente de perfiles de Facebook para apuntar hacia sectores específicos del electorado en las últimas elecciones estadounidenses, pero Clinton dice que eso es apenas la punta del iceberg.

Las declaraciones de Clinton se dieron en medio de una proyección de «The Great Hack», un documental de Netflix sobre el escándalo de Cambridge Analytica. En el documental, los directores Karim Amer y Jehane Noujaim examinaron el uso de datos facilitados por Cambridge Analytica a la campaña Trump para apuntar a personas «persuadibles» y dirigirles información falsa en contra de su oponente.

La excandidata dijo que el documental «fue difícil de ver» pero también «muy cercano a mi entendimiento de lo que sucedió», mencionando que la gente deberia de verlo por que «hasta el día de hoy la gente no cree en lo que pasó.

Facebook es la fuente de noticias principal para más de la mitad de los estadounidenses y probablemente la única a la que prestan atención la mayoría, por lo que si están dispuestos a hacer dinero con anuncios basados en información falsa. ¿Cómo van a ganarse la confianza de los políticos?