Nota por Nooleo

Ayer se anunciaron los nominados a la edición anual de los premios más importantes de la televisión americana, los Emmy 2019. La lista representa la selección más amplia de novatos nominados en los últimos ocho años, con nueve nuevos shows compitiendo en los premios principales de mejor drama y mejor comedia.

Mientras tanto estrellas de primera clase como George Clooney o Julia Roberts fallaron en conseguir nominaciones en Catch 22 y Homecoming, respectivamente, sus esperados regresos a la televisión.

Creemos que algunas de esas series recientes más notables en la lista no han recibido suficiente atención en Costa Rica, por lo que decidimos recomendárselas nosotros mismos:

When They See Us

Creada, escrita y dirigida por la increíble Ava DuVernay, When They See Us es una miniserie que aborda la historia de los «Central Park Five», 4 adolescentes afrodescendientes y un latino que se vieron enredados en uno de los crímenes más politizados de New York en los 80, una de las épocas más peligrosas que ha vivido la ciudad.

Cinco jóvenes de Harlem entre 14 y 15 fueron arrestados por una violación que no cometieron, en consecuencia a las estrategias sucias de un cuerpo de policía racista y la visión de una fiscal motivada por razones políticas. Los adolescentes inicialmente confesaron al crimen, pero luego rectificaron sus versiones asegurando que fueron coaccionados por la policía.

El caso escaló tanto en la opinión pública que un -en el momento- altamente popular Donald Trump pidió la pena de muerte para los 5 inocentes, hecho del que el ahora presidente todavía no se arrepiente. Los acusados estuvieron en prisión por entre cinco y 13 años, pero fueron liberados en 2002 después de que un agresor serial llamado Matías Reyes confesara el ataque y verificara su culpabilidad con pruebas de ADN.

Bonus Track

Ozark

Protagonizada -y algunas veces hasta dirigida- por Jason Bateman (Arrested Development), Ozark está llena de escenas oscuras con giros inesperados, riñas familiares y dólares de narco pasados por agua. Algo así como Breaking Bad, pero sin la droga y con muchísimos más billetes.

Su historia gira alrededor de Martyn Birde, un ambicioso empresario inmobiliario conectado con el narco, quien se ve obligado a huir de Chicago hacia los Ozark después de que sus jefes descubran que su socio les estaba estafando. Los narcos le perdonan la vida a Byrde por no estar directamente involucrado, pero le asignan la nada fácil tarea de lavar $8m antes del verano si quiere mantener viva a su familia.

La serie ya tiene dos temporadas en Netflix, pero todavía se siente lo suficientemente fresca para que calificar en nuestra lista. No dejen que lo lerdo del primer episodio los desanime.

Chernobyl

Chernobyl inspira tanto pavor como sus imágenes de columnas de humo o la negligencia en la toma de decisiones de las estructuras de poder soviéticas.

Su tratamiento de la explosión de Pripyat hace un gran trabajo retratando la realidad de la vida y la cultura de la URSS en los 80’s, con una narrativa cruda y poco halagadora de la que fuese potencia nuclear, que incomodó a Moscú al punto que financió su propia versión de la serie, culpando a un saboteador de la CIA por el desastre ucraniano.

Este pedacito de ¿propaganda americana? cuenta un relato desolado lleno de soberbia, mentiras, errores, culpa, sacrificio y unión, a la altura de las historias a las que nos tiene acostumbrados HBO.

Russian Doll

Russian Doll es un interesante producto con un montón de nominaciones, salido de la mente de -y protagonizado por- Natasha Lyonne, a quien probablemente todos vayan a recordar de Orange is the new black o American Pie.

Acompañada de Leslye Headland y Amy Poehler, Lyonne cuenta la historia de una mujer atrapada en el día de su cumpleaños número 36, muriendo una y otra vez en todas las maneras creativas que uno podría pensar.

Lyonne logra una propuesta oscuramente cómica y bastante extraña, que se siente diferente a cualquier otro lanzamiento reciente. Vale la pena darle el chance, probablemente vaya a salir premiada.