Por Francisco Cubillo

Primero anunció que reactivaría Tesla en California aunque le costase la cárcel, y ahora Musk deja todavía más claras sus posiciones. De acuerdo con The Guardian, el CEO de Tesla advirtió a sus empleados que deben volver al trabajo, o se arriesgan a ser despedidos.

El diario inglés obtuvo los correos electrónicos enviados a los trabajadores, con los que Musk pretende obligarles al retorno. Una vez que salieron a la luz, el mismo Musk se encargó de retuitear la información para difundirla. Todo un oligarca hegemónico.

Este lunes, Musk anunció la reapertura de la planta de Tesla en Alameda County, California, constituyendo una violación a la cuarentena decretada por el condado. De acuerdo con el decreto los negocios no esenciales deben mantenerse cerrados hasta que la pandemia se considere bajo control.

Por su parte, el oligarca canalizó a Macho Pozuelo y tildó a las autoridades de fascistas, en una oportunidad incluso tuiteó por la «liberación de américa», clamando por la «libertad de la gente».

Para Musk la cuarentena por el coronavirus se ha extendido más de lo necesario, a pesar de que el epicentro de la pandemia sea el suelo estadounidense. De acuerdo con los números de hoy, en el país norteamericano se cuentan 83 mil de las 292 mil muertes por Covid-19 a nivel mundial

De acuerdo con CNBC, los trabajadores de Tesla aseguran que la compañía cumple con todos los protocolos de sanidad excepto el distanciamiento, que resulta imposible en la producción de vehículos.

Uno de los empleados de Tesla aseguró a The Guardian que no se presentaría a trabajar hasta que las autoridades del condado de Alameda indicaran que fuese responsable hacerlo, a pesar de las amenazas de la compañía.

¿Saldrán Tesla y Musk bien parados de esta situación? Con varios empleados haciéndole oposición, es una lucha de la que difícilmente vaya a salir sin golpes.

Comentarios

Comentarios